Tarjeta a punto de cruz para San Valentín DIY. Imprimibles gratis

Cualquier fecha señala es una buena excusa para celebrar y tener un detalle con alguien especial. Para este San Valentín os propongo una tarjeta a punto de cruz hecha a mano, ¿Os animáis?

Tarjeta a punto de cruz San Valentín

Empieza Febrero, e inmediatamente una fecha palpita en mi calendario pidiendo ser protagonista de nuestro proyecto de hoy. Y como no he podido resistirme, ya he empezado con los preparativos para que cuando llegue San Valentín esté todo a punto. Para que vuestro detalle pueda ser aún más personalizado, he preparado 4 modelos diferentes de plantillas para que elijáis la que más os guste. Os animo a probar este tutorial porque os va a sorprender de lo sencillo que resulta hacer tu propia tarjeta a punto de cruz para San Valentín.

¿Qué materiales necesitamos?

Tarjeta a punto de cruz San Valentín

  • Cartulina blanca tamaño A4
  • Lana roja
  • Aguja para lana
  • Impresora
  • Imprimibles para descargar:

¿Cómo hacemos nuestra tarjeta a punto de cruz?

Para empezar, podéis elegir el modelo que más os guste y descargar la plantilla. A continuación imprimimos, para ello, podéis utilizar directamente la cartulina si la admite vuestra impresora, pero si no, no pasa nada, imprimiremos el patrón en un folio y luego lo superponemos a la cartulina y perforamos las marcas impresas con un punzón o una aguja. En el caso de que hayamos impreso los puntos directamente sobre la cartulina, yo también recomiendo perforar las marcas, nos hará mucho más sencillo el proceso de costura.

Y ya estamos listos para hacer nuestro dibujo a punto de cruz siguiendo el modelo que podéis encontrar en los descargables, donde nos indica las cruces que tenemos que coser para terminar el diseño.

Tarjeta a punto de cruz San Valentín

Enhebramos la aguja con la lana y hacemos un nudo en el extremo más largo, empezaremos pasando la aguja desde atrás hacia delante en una esquina del dibujo, y continuamos cosiendo a punto de cruz en diagonal en la parte delantera y en horizontal y vertical en la trasera de la tarjeta. Si sois principiantes en esto del punto de cruz, me parece un ejercicio perfecto para empezar, ya que enseguida comprobaréis los resultados y seguro que os animáis a aplicarlo en otros proyectos, como bordar un nombre a mano.

Por último sólo nos falta doblar la cartulina por la mitad y escribir nuestro mensaje. Ya tenemos terminada nuestra tarjeta a punto de cruz para San Valentín.

Tarjeta a punto de cruz San Valentín

Sólo espero que disfrutéis tanto de la celebración como de la preparación, porque los detalles hechos con cariño son mucho más valiosos.

¿Te apuntas al reto? Yo con este post participo en el reto de facilísimo ‘Manualidades para San Valentín’. Si tú también te animas, me encantaría que compartas tus resultados conmigo en Redes Sociales.

Y no olvides dejar tu comentario, me encantaría saber tu opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *